EL AYUNTAMIENTO SANCIONA A LA ASAMBLEA CIUDADANA DE MANZANARES POR PONER CARTELES DE UN ACTO CULTURAL.


     

      La Asamblea Ciudadana de Manzanares (que con 1019 votos fue la tercera fuerza del Ayuntamiento de Manzanares en las últimas elecciones locales, a 5 votos del 2º concejal) ha sido sancionada por el Ayuntamiento con una multa de 300 euros por haber puestos dos carteles en la puerta del Parque del Polígono el 10 de Enero de este año en curso. Dichos carteles anunciaban e invitaban a toda la ciudadanía a la presentación de la revista ACM, revista de interés general hecha con esfuerzo y dedicación por integrantes de la Asamblea y otros colaboradores, siendo un acto más cultural que político dado que esta revista solo pretende ser un espacio de libertad de expresión para diferentes colectivos, asociaciones, o personas a título individual que en ella quieran expresar sus inquietudes, o simplemente su sentir.

     Es habitual ver carteles por muchos sitios en Manzanares, incluso en el mismo sitio donde estaban los dos carteles con los que nos sancionan. No sabemos que se haya procedido a sancionar a ninguna de las empresas, asociaciones e incluso a algunas áreas del Excmo. Ayuntamiento responsables de los mismos.

    

      Hace ya un año que se nos prometió a los grupos políticos que íbamos a disponer de un espacio en la web municipal, la cual se paga del bolsillo de todas las personas que vivimos en Manzanares, para poder informar a la ciudadanía de las actividades de los diferentes grupos que formamos el arco de la actual corporación y que en el caso de la Asamblea son muchas ya los que de forma participativa y asamblearia decidimos todas nuestras acciones . 

     Todavía seguimos esperando el citado espacio web.

     Esta sanción es considerada por la Asamblea Ciudadana como un ataque directo a esta formación política, a la libertad de expresión e incluso al sentido común.

      En cuanto la Asamblea tuvo conocimiento de la existencia de dichos carteles inmediatamente los retiró sin causar desperfecto alguno en el espacio. Ni siquiera sabemos quién pudo ponerlos, suponemos desde luego que alguien con la mejor de las voluntades, aunque al no existir listado por parte del ayuntamiento de los sitios autorizados para poner carteles es normal que ocurran estas situaciones.

     Lo que es desproporcionado es que nos sancionen directamente sin ni siquiera una advertencia por parte del ayuntamiento, o área responsable, por lo que lo consideramos más como una cuestión intencionada hacia un adversario político.

     Después de diversas alegaciones no tenidas en cuenta, la multa, 150 €, será abonada por la asamblea, pero, a fin de evitar futuros problemas, queremos y exigimos que el Ayuntamiento ponga a disposición un listado de en qué espacios públicos se pueden poner carteles, listado que actualmente no existe.

     Estamos seguros y seguras de que muchas personas que a diario pasean por el pueblo ven carteles de todo tipo por diferentes espacios públicos y privados, pegados hasta en farolas públicas dado que al no existir un listado de sitios autorizados es normal que la gente se confunda.

     Pagaremos nuestra sanción aunque recomendamos a la ciudadanía que antes de pegar un cartel acudan al Ayuntamiento y pregunten al equipo de Gobierno que les den el listado de donde pueden hacerlo porque podrían ser sancionados.

     Antonia Real Céspedes

     ACM