LA LICENCIA EUROPEA DEL GLIFOSATO SIGUE EN EL AIRE

                                      

El glifosato es un herbicida desarrollado para eliminación de “malas hierbas” y de arbustos. Su uso ha sido objeto de controversia desde el punto de vista toxicológico y ambiental.  En la Unión Europea, la última revisión de este herbicida se llevó a cabo bajo el liderazgo de Alemania , y los resultados publicados por la Comisión Europea en el Review Report for the Active Substance Glyphosate, concluyen que no existen efectos adversos para la salud.

El 20 de marzo de 2015, la Organización Mundial de la Salud declaró en Lyon (Francia) que el glifosato es “un probable carcinógeno para los seres humanos” mientras que la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), lo define como carcinógeno para los seres humanos y de que puede provocar cáncer en animales de laboratorio.

Tras las manifestaciones de los representantes de Francia, Italia, Suecia y Países Bajos de que votarían negativamente a la autorización de este cancerígeno, la Comisión Europea, que pretendía renovarla para otros 15 años, aplaza la votación para finales de Abril ante "la preocupación de estos países”

El grupo municipal ACM de Manzanares, el 27 de Octubre de 2015, presentó al Pleno del Ayuntamiento una moción informativa sobre la peligrosidad del uso de esta sustancia, visto que este Ayuntamiento lo usa habitualmente, e invitaba a su prohibición en los espacios de uso público, carreteras o redes de servicio en la totalidad del término municipal. ACM, invitaba además, al Ayuntamiento de Manzanares a realizar una campaña informativa a sus vecinas y vecinos, para evitar el uso doméstico de herbicidas,  solicitando a la Comunidad Autónoma y al Ministerio de Fomento el abandono inmediato del uso de herbicidas en el tratamiento de las cunetas de la red viaria que pase por el término municipal, para que la protección de la salud de las personas y el medio ambiente en el municipio sea realmente efectiva.

Después del debate inicial, con el voto en contra de los Concejales del Grupo Municipal Socialista y la ausencia de voto del Grupo Popular, el Sr. Alcalde desestimó la moción presentada por el Grupo Municipal Asamblea Ciudadana de Manzanares. Los motivos que empujaron al Grupo Socialista a rechazar la moción fueron los siguientes: “el glifosato es un  producto mucho más barato y mucho más eficaz. Por eso, al no estar obligados a prescindir de su uso, continuaremos utilizándolo”. Con la elaboración de un documento de asesoramiento para conseguir un uso sostenible y razonable de los productos químicos fitosanitarios , en cumplimiento con la legislación vigente y también  porque un uso razonable del mismo ahorra numerosos costes económicos y humanos a este Consistorio, rechazaron  la moción de ACM, pasando por alto el hecho de que este producto era considerado altamente tóxico, cancerígeno según la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer.

Existen numerosas alternativas al uso de herbicidas y no son tan caras como afirma el Grupo Socialista.. Las llamadas “malas hierbas”  fijan en el suelo carbono y nitrógeno del aire y lo convierten en alimento para los cultivos y para otros animales, siendo la base del ecosistema y protegen los suelos y la vida que hay en ellos del sol directo y la lluvia, frenando la erosión. Alternativas en jardines y carreteras son el control manual y mecánico, acolchados o cultivos tapizantes, que requieren un mantenimiento mucho menor, o incluso dejar la vegetación natural como sustitución del césped (cuya presencia abusiva si suponen grandes costes de mantenimiento y consumo de agua) controlándola mediante siega. En la agricultura se proponen métodos para controlar la hierba sin eliminarla puesto que mantener el suelo cubierto aumenta la humedad del suelo y la cantidad de nutrientes y mantiene la vida en el suelo, base de la fertilidad, reduciendo así los costes del cultivo.  La gran alternativa de futuroes la agricultura ecológica, que consigue una importante rentabilidad para los cultivos sin uso de herbicidas ni otros pesticidas.

En total, más de 45 municipios en España ya han establecido algún tipo de restricción al uso de glifosato. Francia que cuenta con 400 ciudades libres de pesticidas, ha prohibido la venta de glifosato también para uso privado. Es prueba fehaciente de que cada paso cuenta y de que los municipios pueden lograr que los estados prohíban finalmente el empleo del glifosato y por eso hemos luchado y esperamos que los argumentos expuestos convenzan y recapaciten su decisión.