Valoración del grupo ACM sobre el pasado pleno municipal de Julio

  En el pleno del 26 de Julio, ACM llevó a pleno una moción, dos preguntas y dos ruegos.

     
La moción fue registrada el mes de Junio para que se tuviera a bien pasarla a pleno por el Alcalde Presidente, que es quien decide lo que pasa o no al pleno. No sabemos por qué la estrategia actual es no pasarla el mes que se presenta la moción y luego pasarla al mes siguiente.
     La moción de las cláusulas sociales fue a pleno pero de todas formas no pasó la urgencia con lo cual no se pudo debatir, es decir que da igual que la admitan o no si de todas formas no le dejan pasar la urgencia para debatirla entre todos los grupos. Es fácil adivinar si una moción se va a pasar a debatir o no, pues cuando el concejal de IU comienza su exposición en negativo y vota en contra de la urgencia, ya sabemos que el equipo de gobierno y su socio ya lo tienen así acordado.
     Esta moción pretendía que en los pliegos de contratación pública que se realicen desde el ayuntamiento y sus empresas dependientes se tuvieran en cuenta cláusulas sociales y medioambientales (criterios como la calidad de las condiciones del empleo , la inserción socio laboral de colectivos desfavorecidos, la diversidad de funcional, las políticas de género, medioambientales, y de Comercio Justo, etc..), y que dichos criterios se pudieran valorar en un mínimo de un 60%, sobre la puntuación total.
     Se busca en definitiva la confluencia entre tres modelos de contratación responsable:
     1. Cláusulas sociales
     2. Compra verde o sostenible, (criterios medioambientales)
     3. Compra pública ética (contratación pública de productos en cuya fabricación, explotación distribución y comercialización se hayan respetado los derechos humanos y sobre el todo si son de países empobrecidos).
Con todo ello consideramos que se establecería un sello municipal de calidad en la contratación, una entidad pública en nuestra opinión ha de ser transparente, cercana, comunicativa, más responsable y preparada para realizar un cambio de rumbo y capaz de asimilar los retos con más fuerza.

     La transparencia más que una ley es un ejercicio de voluntad política y un gesto de respeto a la ciudadanía y, en un momento como el actual, es fundamental para las entidades públicas que comencemos con una firme y clara intención de abrirlas de par en par, y dar a conocer que las administraciones utilizan los fondos públicos con una verdadera orientación social, de forma eficiente, estableciendo sinergias con las empresas y el tercer sector, obteniendo el máximo rendimiento al presupuesto, y así lograremos un mensaje de coherencia, liderazgo, ejemplaridad, y transversalidad.
      Por cierto, ya que se hizo referencia a sentencias del tribunal del País Vasco, recordamos que: “la administración no está obligada a aceptar el mejor precio, sino la oferta más favorable al interés público” Sentencia del Tribunal Supremo de 23/05/1997. Dicen que miran esas cláusulas en los contratos, pues invitamos a la ciudadanía a que entre en el apartado “perfil del contratante”, de la página del ayuntamiento (y busquen dichas cláusulas), y verán que todos los contratos son la oferta más ventajosa económicamente.
         El hecho de que IU no votará a favor de la urgencia de esta moción nos sorprendió. Dijo que en enero la había presentado, lo cual puede ser cierto, aunque no tengamos conocimiento de ello, pues como es dinámica habitual la pudo presentar pero el Alcalde decidió no pasarla al pleno, como suele ser habitual. De todas formas ya sabemos que lo que presentemos no se aprueba, aunque luego nos alegra que se lleven a cabo las propuestas que se piden en las mociones por el equipo de gobierno, pues redunda en beneficio de la ciudadanía.
     En cuanto a las preguntas llevadas al pleno ACM solicitó información sobre los bolardos colocados y después retirados. .Dichos bolardos no cumplían ninguna de las especificaciones técnicas marcadas en el BOE número 61 de Marzo de 2010 orden VIV /561/2010 de 1 de febrero por la que se desarrolla el documento técnico de condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los espacios públicos urbanizados En su artículo 29. "BOLARDOS" dice: "Los bolardos tendrán una altura situada entre 0,70 y 0'90 mts, un ancho o diámetro de 10 cm y un diseño redondeado, sin aristas. Serán de un color que contraste con el pavimento en toda la pieza o como mínimo en su tramo superior asegurando su visibilidad en horas nocturnas.
     Si observamos el pliego de condiciones sacado por el ayuntamiento, para la adjudicación de dichos bolardos, se indica:

    “bolardo macizo 20x20x35 cm con una previsión de suministro de 500 unidades.”

     Como se comprueba fácilmente dichas condiciones no son las indicadas en al boletín de referencia.

     Pedíamos al ayuntamiento, el coste de dichos elementos, así como saber quién era el responsable de su contratación.

     Por supuesto a esto no nos contestaron, hoy sabemos que el coste final de los bolardos asciende a 3900 €, que el ayuntamiento tendrá que pagar, pues se ajustan a las condiciones de licitación.

     Deberíamos ser más cuidadosos, cuando trabajamos con el dinero público
  
     La segunda pregunta de ACM, fue sobre las plazas de aparcamiento previstas, tras la remodelación que se está efectuando en el casco histórico en la población En este caso agradecer la respuesta del concejal responsable, que dio explicaciones razonables sobre dicho problema.

     En cuanto a los ruegos, uno hacía referencia al estado del aparcamiento para coches en la calle Cárcel, y otro solicitando aparca bicis en el callejón del rey (trasera del ayuntamiento)
     El primero se nos indicó que están trabajando en ello, y el segundo, que se incluirá en un plan más amplio sobre movilidad, tras la adhesión de nuestro municipio al manifiesto de ciudades por una movilidad sostenible.
     Reconocer desde ACM, la disposición del equipo de gobierno ante estos ruegos; Esta actitud debería ser la normal en un pleno, donde todos los grupos trabajan para intentar mejorar las condiciones de vida de nuestros ciudadanos.

     Por último, no queremos dejar sin valorar la polémica surgida con la actitud de La Concejal del Partido Popular y su expulsión de dicho pleno. No estamos, ni estaremos nunca, de acuerdo en mantener actitud


     Estamos en otros tiempos donde la política no debería ser ya la confrontación por la confrontación, y menos cuando ésta no guarda las mínimas normas de respeto. Tampoco es admisible que desde el público se utilicen actitudes como la que se utilizó en relación con la mencionada concejal. Es el Alcalde presidente quien debe impedir esos comportamientos.
es de enfrentamiento que solo buscan la polémica, en lugar de trabajar por mejorar la convivencia.

     En especial nos parece grave y excesivo el enfrentamiento con el público asistente. Somos los representantes políticos los que debemos con nuestra mesura dar ejemplo.

     ACM